lunes, 3 de mayo de 2010

Sueños en la oscuridad (5)

Esa noche cuando me fui a dormir, mis padres aun no habían vuelto y yo no tenia nadie a quien acudir para contarle los sucesos que habían acontecido esa tarde, así que decidí que era un buen momento para escribirlo en mi diario. A partir de ahora escribiría todos mis sueños y sucesos extraños en él. Preparé la ropa para el día siguiente y me fui a dormir. El sueño se apoderó de mí en cuanto mis ojos se cerraron.

Esa noche volví a soñar con los dos hermanos, me encontraba en un hermoso jardín rodeada de las flores más bellas que jamás había visto. Sus colores iban desde el blanco hasta el negro, pasando por todos los tonos conocidos e inimaginables… Me di la vuelta para poder admirar más de este hermoso paisaje multicolor y allí parados enfrente de mi se encontraban Dan y Chris sonriéndome. Se acercaron colocándose cada uno a un lado mío ofreciéndome su brazo, me agarré a los dos y comenzamos a caminar a través del jardín, este parecía infinito y cada vez que lograba memorizar el camino, estos giraban en otra esquina y perdía el sentido que le había logrado dar al camino en mi memoria.

Finalmente salimos del jardín y me quedé boquiabierta al contemplar la belleza de la casa que se alzaba ante mí. Los miré como pidiendo permiso para acercarme y entrar, estos empezaron a caminar hacia esta en respuesta a la petición de mi mirada y comencé a seguirlos.

Cuando llegamos a la puerta, se detuvieron y se apartaron invitándome a que fuera yo la que la abriera. Alce lentamente la mano y la coloqué en el picaporte, lo gire lo más despacio que pude por miedo a lo que pudiera haber dentro de la casa ¿pero como podía haber algo peligroso dentro de ella cuando estaba formada por tanta belleza?

Entré dentro seguida de Chris y Dan. La habitación a la que acabábamos de entrar ¡madre mía! era de nuevo aquella habitación giratoria en la que se hallaba aquella puerta de belleza inigualable. Eché a correr con el corazón acelerado por la emoción, esta vez lograría saber que había detrás de esta. Tomé el picaporte con mi mano y lo giré.

Alguien me estaba zarandeando, abrí los ojos lentamente y allí estaba la cara de mi madre mirándome con preocupación.

-¿Qué pasa mamá? –pregunté soñolienta y más cansada de lo que jamás había estado. Parecía que había estado horas andando, igual que en el sueño…justo lo que había hecho en el sueño. Pero ¿podría ser posible?

-Te sonó el despertador hace media hora, como no te levantabas ni lo parabas, he subido a ver que pasaba. Estabas moviéndote mucho –dijo mi madre sacándome de mi ensoñación.

-Solo estaba soñando, mamá. Estaba muy cansada y no lo he escuchado sonar.

Me siguió mirando con cara de preocupación y me dijo:

-¡Mírate! Estás empapada, -me toca la frente, -tienes fiebre, hoy no irás a clase y te quedarás en casa descansando. Tengo que irme a trabajar, hice la entrevista y me cogieron pero puedo llamar y decir que no voy.

-¡No! No te preocupes, me quedare en la cama descansando, tú vete –era el primer día de trabajo de mi madre y no se lo arruinaría por una estúpida fiebre.

Después de pensarlo varios minutos, finalmente dijo:

-Está bien, pero si te encuentras peor quiero que me llames al trabajo en cualquier momento.

-Muy bien mamá, lo haré, ahora vete o llegarás tarde tu primer día de trabajo –dije sonriéndola para calmarla.

Lo primero que hice cuando mi madre salió de casa en dirección a su nuevo trabajo, fue coger mi diario y escribir el sueño de esa noche. Según iba escribiendo, empecé a preguntarme: ¿por qué volvían a aparecer los hermanos en mi sueño? ¿Por qué cada vez que ellos aparecían, lo hacía también aquella extraña puerta? y ¿por qué eran ellos los que me guiaban hasta esta?

Poco a poco mientras terminaba de escribir en mi diario estas preguntas, me fui quedando dormida, salvo que en esta ocasión no soñé nada.

Me desperté con el sonido del timbre de la puerta, me puse una bata que encontré entre el bulto de ropa que había en una silla de mi habitación y baje a abrirla. Por el camino mire el reloj que estaba colgado en la pared, ya era la hora de comer. No podía imaginar quién podría ser a estas horas, mis padres estaban trabajando y no volverían hasta por la noche. Abrí la puerta y allí parado estaba Dan. Al verme en vuelta en la bata, sonrió de manera provocativa y me dijo:

-Me encanta que me recibas vestida así –dijo aun sonriendo.

-Ya te gustaría que fuera por ti, –dije sonriendo también, -¿y a que se debe tú visita?

-No has aparecido por clase hoy y pensé en pasar y traerte las tareas que han mandado, además prometí ayudarte con la clase de historia y no puedo dejar que dejes de hacer tus tareas ya que son la mitad de la nota.

-Gracias por preocuparte –dije apartándome para que pudiera entrar.

Cerró la puerta y me siguió a la cocina.

-¿Quieres beber algo? –pregunté sirviéndome un vaso de agua.

-No, gracias. ¿Y bien? ¿Qué te ha pasado hoy?

-Me desperté con fiebre y mi madre no me dejo ir a clase.

-¿Cómo te encuentras ahora? –dijo con preocupación.

-Mejor después de haber descansado un poco.

-Me alegra oír eso.

Nos miramos a los ojos y entonces el tiempo pareció perder forma, como si en ese momento en el mundo no existiera nada más que nosotros dos, no podía apartar la mirada, sus ojos estaban penetrando los míos tan dulcemente que parecían estar transmitiendo todo lo que él sentía a través de estos, pero entonces el cortó la conexión diciendo:

-Yo… será mejor que me vaya, es tarde y aun no he comido, las tareas…

-Sí… creo que se ha hecho tarde –dije con pesar.

Cuando Dan se fue, aun seguía en mi memoria el momento en que nuestras miradas se habían encontrado y no habían podido evitar enlazarse dejando que el tiempo pasara a nuestro alrededor.

8 comentarios:

luzpr dijo...

guauu que interesante esta !me encanta las cosas k se dicen Dan y Alex :)

calor/Tieso dijo...

Wauuuuuuu =O wooo te sigo !!, esta muy bien!! mmmmmm carii xD

Bonnie dijo...

Me gusto mucho, sigue asi que lo haces muy bien.


Bonnie

Iah Monaxie dijo...

me quede con ganas de leer más.. no es justo! me avisas cuando publiques otra parte si? besos♥

laqua dijo...

He leído =)
Me gustó la historia y quiero ver qué pasa luego.
Solo te aconsejo que te fijes si podés depurar un poco la escritura.
Ojo, yo no escribo, nada más leo, así que espero no ofenderte =)
Sé que escribir no es fácil, así que adelante con tu historia y avisame cuando tengas un capítulo nuevo, por las dudas sea un día que yo no ande por acá.
¡Felicitaciones!

Shadow of the dark dijo...

Está muy bien el nuevo capítulo!Estaré esperando el siguiente! :)

Lilith... dijo...

hee tu!!
vaya al final vas en serio con la historia. Como te odio, al final vas a hacer que me enganche, y estoy de examenes, como suspenda sera solo culpa tuya!!!
en serio mola un monton, creo q me estoy enamorando de Dan...(suspiro, suspiro...)
weno peke, es genial, siguela!
PD:quitame lo de los putos mensajitos q estoy hasta los huevos!
se te quiere (y a Dan tmb!)

Soñadores dijo...

jajajaja uOoOoO es buenisimo jajaja solo tu podias ponerte ese nombre jajaja te adoro y se que en el fondo estas enamorada de...mi historia jajajaj xfinnnnn montemos una fiesta.... Lilith entró jajajajaj

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...