martes, 25 de mayo de 2010

Sueños en la Oscuridad (8)

Abrí muy despacio los ojos, la suave brisa del mar acariciaba mi cara y hacía flotar algunos mechones de mi pelo. Las olas venían a chocar suavemente sobre la arena de la orilla, mientras el cantar de los pájaros y el radiante sol que había en el cielo conseguían formar un día maravilloso.

Miré a mi alrededor en busca de alguna señal de que no me encontraba sola y entonces los vi, hay estaban de nuevo, los dos hermanos estaban jugando con un balón. Al verme despierta, dejaron la pelota a un lado y recorrieron el camino que nos separaba. Cuando llegaron a donde me encontraba, me sonrieron y me ayudaron a levantarme.

-Pensamos que no despertarías nunca –dijo Chris bastante divertido.

-No recuerdo haberme dormido –estaba algo confusa, pero el sonido de las olas me relajaba bastante y mi confusión iba desapareciendo a medida que pasaban los segundos.

-No te preocupes, hemos estado velando por ti todo este tiempo –Dan se veía cansado y dos oscuras manchas comenzaban a aparecer bajo sus ojos, como si realmente no hubiera descansado por estar cuidándome y yo hubiera dormido una infinidad.

Al levantarme mi pelo se agitó con la brisa. Chris se acercó y quitó un mechón que se había quedado en mi cara bajo la atenta mirada de Dan. Le di una sonrisa dulce y comenzamos a caminar con la tibia arena bajo nuestros pies. El paseo me estaba sentando bastante bien, ya no me sentía confusa y mi mente estaba más despejada. Me dirigieron hacia el final de la playa donde unos majestuosos acantilados se alzaban ante nosotros. Cuando estuvimos más cerca pude distinguir una entrada a lo que parecía una cueva en los acantilados. Me guiaron dentro y poco a poco nos fuimos adentrando más y más. Andamos por lo que pareció toda una eternidad y cuando apenas podía dar un paso más, nos paramos repentinamente y pude vislumbrar que el techo de la cueva se alzaba hasta mucho más arriba de lo que mi vista podía alcanzar.

-¡Guau! –exclamé maravillada mientras comenzaba a adentrarme en esta nueva habitación de la cueva, -¿cómo la habéis…? –comencé a decir cundo de repente vi la puerta, ¿pero cómo era posible? Estábamos en medio de una cueva.

-Sólo tu puedes seguir a partir de aquí –dijo Dan.

Le miré en busca de apoyo y el me devolvió la mirada dándome ánimos. Me acerqué con cuidado temiendo que la puerta se esfumara y todo fuera una alucinación. Cuando llegué a ella, la miré detenidamente y descubrí que algo había cambiado, había tallado en ella un nuevo símbolo pero entonces miré el pomo y esto pasó a un segundo plano dejando como prioridad mi curiosidad de saber que habría detrás de esta. Giré el pomo rápidamente y entré. Una luz blanca inundó todo a mí alrededor y en ese mismo instante me incorporé en la cama, estaba empapada de sudor. Estaba tan preocupada por saber lo que había tras aquella puerta, pero justo cuando ya estaba al otro lado, solo conseguí ver una luz tan intensa que apenas podía tener los ojos abiertos y me desperté de golpe.

Había sido tan intenso que parecía que de verdad había estado en esa playa. Rápidamente cogí mi diario y escribí todo lo que recordaba del sueño, intenté dibujar aquel nuevo símbolo que vi en la puerta pero no conseguía recordarlo, apenas le había puesto atención, puesto que esta se centraba en averiguar que había detrás de aquella puerta. Empezaba a encontrar algo inquietante el hecho de que los dos hermanos aparecieran tan seguido en mis sueños y siguiendo a este pensamiento, apareció la sensación de que olvidaba algo que realmente era importante que hiciera.

Cuando miré el reloj me di cuenta de que llegaba tarde, así que me duché lo más rápido que pude, bajé corriendo sin secarme el pelo, le dije adiós a mi madre y salí por la puerta, justo cuando la cerraba vi como Dan llegaba con la moto y aparcaba delante de mi casa.

-Servicio de taxi a domicilio –dijo con una sonrisa que me quitó el aliento.

Le sonreí tentadoramente y me acerqué a la moto, cuando estaba a centímetros de él, me agarró de la cintura, me acercó y me dio un beso lento y dulce. Cuando nos separamos le dije notando la felicidad en mi voz.

-Menudo recibimiento.

-Para ti cualquier recibimiento es poco –me miró de manera muy intensa y le sonreí complacida.

-Mejor vámonos, no quiero llegar tarde –cogí el casco que me tendía y me lo puse.

Pronto estábamos en camino y unos minutos más tarde ya estábamos aparcando en la entrada del instituto. El día estaba pasando con normalidad y a la hora del almuerzo me dirigí hacia el teatro para realizar la prueba de baile con Chris. Cuando entré, le pude ver sentado en el escenario esperándome. Mientras me acercaba me dijo:

-Puedes ir a cambiarte a los camerinos, están detrás del escenario.

-Muy bien, enseguida estoy aquí –me fui detrás del escenario y cuando encontré los camerinos entré despacio para poder admirarlo todo.

Una vez dentro, me puse la ropa de gimnasia y me recogí el pelo en un moño alto. Después volví al escenario y encontré que Dan ya se había sentado en un asiento a mitad del teatro.

-¿Has preparado algo o vas a improvisar?

-Voy a improvisar.

-Muy bien, entonces pon la música y comienza.

Coloqué el CD en el aparato reproductor y cuando la letra de la canción comenzó a escucharse, empecé a bailar. Mi cuerpo se movía al ritmo del compás y cuando este terminó me sentí vacía. Me encantaba bailar y esto se reflejaba en mi manera de hacerlo.

-Felicidades, eres mi nueva compañera –dijo Chris aplaudiendo.

Subió al escenario, me abrazó y después se dirigió a la parte de atrás para coger el CD con la música que había preparado, mientras me senté en el escenario de cara a las butacas.

-Ya estoy de vuelta, la música la he preparado yo, sino te gusta algo siempre podemos cambiarlo y…

-¿y? –le pregunté esperando a que terminara la frase.

-¿Puedo ver la marca que tienes detrás del cuello? –me preguntó de manera brusca.

-Sí… ¿pero qué ocurre?

No obtuve respuesta, simplemente se agachó, colocó su mano en mi cuello y pasó el dedo por la marca. Me estremecí cuando hizo esto y entonces le oí preguntar.

-¿Siempre la has tenido?

-Sí, es una marca de nacimiento, es algo rara por la forma de llave que tiene. Suelo olvidar que la tengo.

En ese momento vi a Dan sentado en una butaca observando la escena con semblante muy serio. Seguramente había oído la conversación y había visto como Chris me pasaba el dedo por la marca. A un gesto de Chris, este se acercó rápidamente y subió al escenario, se puso detrás de mí y observó también la marca. Pero, ¿qué les pasaba? ¿Por qué era tan importante una estúpida marca?

-Suéltate el pelo –dijo Dan con voz de circunstancia.

-¿Qué?

-Que te lo sueltes.

-¿Por qué? solo es una marca, ¿tan fea es que no queréis que se me vea? –pregunté comenzando a molestarme.

-No es eso, solo que no debes dejar que nadie la vea, por favor Alex, confía en mi.

-Está bien –dije llevándome las manos al moño y deshaciéndolo, -no se que os pasa, por qué tanto alboroto, pero confío en vosotros.

Después de eso, los tres nos dirigimos a nuestras últimas clases y cuando terminaron me dirigí a casa. Mi primera semana de instituto había pasado bastante bien, pero todo había ido algo deprisa. Chris, Dan, el beso, la cita que aun no había tenido. No sabía que pensar, pero si sabía una cosa, confiaba en ellos como nunca había confiado en nadie y la sensación de que ya nos conocíamos iba en aumento con cada día que pasaba.

8 comentarios:

Dess dijo...

siii por fiin!!!!!ya era hora jejeje, mmm mucho misterio xD pero me gusta jajaja

Alma dijo...

Esta Genial =D ^_^

KaRoL ScAnDiu dijo...

Queridas, tenéis un premio especial para vosotras emn el BLog, espero que os guste;
http://deseoyoscuridad.blogspot.com/2010/05/regalos-especiales-para-personas.html

Kisses...

Citu dijo...

Genial capitulo espero que te haya ido bien en los examenes y reciempublique sigue.

Shadow of the dark dijo...

Creando misterios,eh? :)

Iah Monaxie dijo...

Me encantó, aunque no debe de extrañarme, cada vez quedo más intrigada! esto va de bueno en... increíble?? Siii! me dejan saber cuando publiquen la próxima parte. Besos

laqua dijo...

Me encanta como va :)

Angella Casana dijo...

Wow... está hermoso e interesante!! te sigo leyendo! me volveré obsesiva con estas historias..!! ^^
xoxo
Angella

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...