martes, 28 de diciembre de 2010

¡¡¡Felicidades Jhon!!!

Bueno esta entrada es para Felicitar a mi querido Jhon Noctem porque hoy cumple 19 añazos :D cómo pasa el tiempo ¿verdad?

¡¡¡FELICIDADES!!! 

Bueno amor la verdad es que no sabía cómo decirte lo mucho que significas para mí porque eres mi mejor amigo y sin ti a veces estaría perdida y bueno quise dedicarte un pequeño texto que escribí para ti hace unas semanas :p Espero que te guste :D tQ :D


Todo se veía minúsculo desde arriba. Planeaba alrededor de los edificios con gracia y elegancia. El movimiento debajo de mi era constante. El ruido llegaba con claridad hasta mí. Giré alrededor de uno de los rascacielos que tenía a mi derecha y descendí limpiamente hasta posarme en la azotea del edificio más cercano. Estuve allí sentada escuchando el ruido de los coches, observando el ir y venir del gentío durante más de dos horas. Aunque mi existencia se podía considerar privilegiada, a veces sentía envidia de estos seres los cuales más tarde o más temprano acabarían destruyéndose. Aunque su vida era efímera, podían disfrutarla al máximo si querían. Podían tener una familia; una pareja que les esperara al volver a casa, hijos que les echaran de menos.

Aunque tenía un compañero, un alma bondadosa con el compartir mi larga existencia. No era capaz de aceptar la segunda vida que se me había concedido. Añoraba la fugaz vida que había compartido hacía ya tanto tiempo. Añoraba una familia.

Cabecee escuchando el ruido de los claxons cuando sentí la llamada. Ya había perdido bastante tiempo. Me levanté y me dejé caer al vacío mientras mis alas amortiguaban la caída y para mi diversión comenzaba a batirlas en el último momento sintiendo así cosquillear por todo mi cuerpo la adrenalina de la caída. Alcancé una gran velocidad mientras desterraba de mi cualquier sentimiento que no tuviera que ver con mi nueva vida y simplemente volé al encuentro de mi protegido. Ahora tenía una segunda oportunidad, algo que no todos conseguían y eso era algo que no pensaba desperdiciar.

Llegué a la otra punta de la ciudad en apenas tres minutos, giré alrededor de uno de los edificios más altos y descendí en picado dejándome guiar por mis sentidos hasta encontrarle. Estaba hablando con una hermosa joven. ¿Me había hecho recorrer la ciudad a toda prisa por una chica? Cuando aprendería que era un humano muy superficial y sus llamadas solo tenían que ver con chicas y con falta de dinero…

Decidí quedarme observándolo un rato más, conociéndolo seguro que no tardaría mucho en llamarme. Últimamente no me daba apenas un respiro. Cambiando mi ropa por algo más apropiado; abrigo largo, botas altas, guantes, un gorro y un bolso me adentré entre la multitud pasando por una humana con dinero. Entre tanta gente acabé agobiándome y chocando con alguien.

-Disculpa –dije avergonzada mientras levantaba la mirada del suelo para ver a Jhon delante de mi sonrojado por el frio.

-No, discúlpame a mí. No te he visto –¿cómo podía haber sido tan tonta de chocar con mi propio protegido? Se suponía que tenía que vigilarle, no tener contacto con él. -¿Estás bien? ¿No te he hecho daño verdad? –parecía estar verdaderamente preocupado por mí.

-Estoy bien, no te preocupes. ¿Y tú? ­–pregunté a su vez.

-No, pero creo que en todo caso serías tú la que saldría malparada –sonrió sin aquella sonrisa de suficiencia que le había visto tantas veces.

-Tal vez –sonreí a mi vez mientras me colocaba el bolso y proseguía con mi camino.

-¡Espera! –gritó mientras corría para alcanzarme, -Déjame invitarte a algo. Es lo menos que puedo hacer después de haber chocado contigo.

-Yo… -no sabía qué hacer, estaba rompiendo todas las normas. No debía haber hablado con él y ahora quería que fuéramos a tomar algo. Mi mente daba vueltas sin parar. Entonces me decidí, después de todo era mi protegido y algo le estaba ocurriendo, podía notarlo –Está bien.

Caminamos hacia el centro de la avenida donde las tiendas de ropa, zapatos, restaurantes y cafeterías se amontonaban una detrás de otra. Entramos en una cafetería famosa por sus chocolates calientes. Buscamos un sitio bien alejado de la puerta para resguardarnos del frío y nos sentamos mientras la camarera tomaba nota y se alejaba dejándonos privacidad para hablar.

-Gracias por la invitación –le dije amablemente.

-Gracias a ti por aceptarla. ¿Sabes? Ahora mismo no lamento haber chocado contigo, si no lo hubiera hecho no estarías aquí conmigo –su sonrisa picarona me robó el aliento haciendo acelerarse a mi corazón.

-Veo que usted no pierde el tiempo –mi expresión era divertida y el pareció abochornado, el color rojo comenzaba a brillar en sus mejillas.

-Bueno… no todos los días uno choca con una mujer tan elegante y bella –estaba muy serio mientras lo decía. Jhon producía me producía sentimientos contradictorios. Le conocía, era mi protegido y su arrogancia altanería siempre me habían molestado. Pero ahora estando aquí con él, para nada me parecía arrogante, más bien me parecía que se sentía solo. No era feliz con lo que tenía.

En ese momento llegó la camarera con los dos chocolates que habíamos pedido y se alejó sin dejar de mirar a Jhon. Era un hombre apuesto, pelo negro azabache, tez pálida, profundos ojos negros y pálidos labios rosas.

Jhon me miraba expectante y para evitar su mirada, bebí un sorbo de mi taza.

-Mmm Ahora entiendo porque es tan famoso –dije bebiendo un poco más y disfrutando del sabor mientras Jhon me miraba sonriendo.

-Nunca te llevaría a un lugar en el que no tuvieran lo mejor –Cada vez me desconcertaba más, debía terminar lo antes posible con esto. No debía estar aquí.

-Cuéntame sobre ti, ¿a qué te dedicas? –pregunte intentando cambiar de tema.

-Soy empresario. Heredé todo lo que poseo de mis padres –yo ya sabía todo esto pero me gustaba escucharle hablar. Estaba descubriendo un nuevo Jhon.

-Entonces eres muy afortunado –estudie su expresión mientras lo decía.

-Debería –contestó zanjando así el tema sobre él.

Bebió un largo trago y limpiándose todavía la boca sonrió y dijo animadamente:

-Es tu turno, ¿a qué te dedicas? –preguntó mirándome a los ojos intensamente.

-Ayudo a la gente –una respuesta simple, que no dejaba entrever nada de quien o que era en realidad.

-Eso es un gran trabajo.

-En realidad yo no lo considero un trabajo. Es gratificante ayudar a las personas –su mirada de asombro se volvió dulce al instante.

-No hay muchas personas que hagan eso por placer en estos tiempos.

-Estoy de acuerdo contigo –intentaba encontrar en sus ojos que era lo que había cambiado en él, por que motivo parecía tan distinto. Ya no era aquel hombre frívolo.

Media hora después salíamos de la cafetería intentando resguardarnos del frió en nuestros abrigos. Había olvidado ponerme una bufanda y el frío se colaba por mi cuello.

-Ten. Seguro que tienes frió –le miré sorprendida por aquel pequeño gesto pero que para mi significó muchísimo.

-Gracias –sonreí mientras la cogía y me la ponía aspirando su olor cuando no se daba cuenta.

Antes de despedirnos, le pedí su dirección para enviarle la bufanda. Me contestó diciendo que podía quedármela pero que si insistía siempre podíamos quedar de nuevo y devolvérsela. Me dio una tarjeta de su empresa con su número personal y nos despedimos mientras cada uno se iba en una dirección.

Pasaron los días y después las semanas. Tenía miedo de llamarle para devolverle la bufanda y descubrir que no era capaz de alejarme de él. Era evidente que no podía puesto que era mi protegido, pero de esta forma podía observarle y ayudarle a distancia. No tenía que luchar con mi yo interior.

Decidí enviarle la bufanda a su casa. Imaginaba cual sería su primer pensamiento al verla. Pensé que al menos aunque no pudiéramos vernos, al menos sabría que estaría hay para él.

Devolviéndole su bufanda estaba cortando cualquier cosa que hubiera podido ocurrir entre los dos. Pero esto no quería decir que no estuviera para él, porque siempre que me necesitara acudiría en su ayuda sin dudarlo. Le amaba como mi protegido y eso no cambiaria nunca.

2 comentarios:

Jhon Noctem (soñadores) dijo...

Graciaaaas amore !!! te quiero un monton, significas mucho para mi, me encanto tu textooooo ha sido geniaal !!!

KaRoL ScAnDiu dijo...

OHHHH:D

Qué hermoso el texto, y no me extraña que a Jonh le haya encantado:D

Felicidades Jonh, que cumplas muchos más:D

Kisses mis soñadores...

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...